WebCam ToqueSensual.com

Dulce jovencita enculada cual putita 2

Segunda parte de un estupendo vídeo en el que podemos ver a una dulce jovencita colegiala siendo enculada con dureza por un hombre que le parte bien el culo con su pollón. La jovencita goza como una putita siendo penetrada en varias posturas hasta que el hombre se corre en su culo.

Jovencita garganta profunda

Esta jovencita le gusta que le metan la polla hasta hacerle llorar de gusto, le encanta hacer garganta profunda y que se corran en su cara, mira sus videos aqui

Jovencita garganta profunda Jovencita garganta profunda

Tía adicta a los orgasmos jugando con un consolador

Isis Love es una de esas tías con las que podemos contar para que nos de todo tipo de material porno. Este vídeo, por ejemplo, es de fetiche de pies, masturbación, y eyaculación femenina todo en un solo clip. Mira como la muy guarra se mete el consolador en el coño hasta que sus jugos vaginales comienzan a brotar como una fuente.

Tía adicta a los orgasmos jugando con un consolador

Siendo estudiante invite a un amigo a vacacionar

Vacacionando en nuestro campo cuando yo tenía 8 años, yo había invitado a un compañero de colegio que se llamaba Pablo muchísimo mayor que yo Pablo tenía en aquel tiempo cuando esto ocurrió 16 años Pablo me caía muy bien pues el muchas veces me ayudo en mis tareas, un día con Pablo fuimos a nadar a una laguna con otros chicos hijos de los trabajadores que tiene mi padre en el campo ahí todos desnudos nos bañamos y un par de chico se apartaron y con Pablo al pasar vimos que estaban echando cacha Pablo se quedó mirándolos mientras yo regresaba a nadar algo más él me estaba saliendo del agua y vi a Pablo que venía a meterse al agua y venía con su pene paradisimo se metió al agua y continúe nadando con Pablo luego de un rato nos salimos para secarnos para luego vestirnos e ir a tomar él te a mi casa, estábamos secándonos y …Ver mas



Relatos Eróticos & Articulos de Sexo

Venezolana desvirgada

En el invierno de 2002, cuando yo tenía unos 20 añitos, tuve una experiencia inolvidable, que me hizo gozar como loco, me mostró el infinito y me dio vuelta la cabeza. Ahora paso a relatarles lo que sucedió aquella noche increíble. Yo había sido invitado por unos amigos míos a un asado, en un country en las afueras de Buenos Aires. Los comensales eran alrededor de 30, pero lamentablemente, y como en general sucede en estas ocasiones, éramos más hombres que mujeres, así que yo traté de ponerle buena onda al asunto, y así pasarla lo mejor posible, aunque no tenía ninguna esperanza de irme con una hembra del lugar. La mayoría de las chicas eran conocidas mías, todas entre 19 y 21 años, algunas muy lindas pero con un grado de estupidez en sus mentes que llamaba la atención. Pero había dos mujeres, mejor dicho dos “fierros” que partían la tierra al medio, y a las cuales yo nunca …Ver mas