peludo

Jovencita liberal

jovencita liberal jovencita liberal

Otra joven liberal que no le gusta afeitarse el chocho, le encanta que se lo coman con todos sus pelitos haciendote cosquillas en la cara. Esta tia tan delgada te permite follarla como quieras dejandose hacer de todo, tiene un culito bien respingon para que rebote bien en tu polla.

Sandra chocho peludo

Chocho peludo Chocho peludo

A Sandra no le gusta afeitarse el chocho, le encantan sus pelitos para que se los coma un tio bien cachondo y que luego le meta su polla bien jugosa para correse encima de su cara y llenarla toda de leche calentita y blanca.

Cindi nena con el chocho peludo

Nena de chocho peludo Nena de chocho peludo

Además de ser sumamente guapa, tener una tetas hermosas y firmes en su lugar, ojos azules, y un culo redondo fantástico, esta guarrita rubia tiene esa apariencia inocente y angelical que vuelve locos a los tíos. Mira como se desnuda lentamente, mostrando su tetas perfectas y frotando su coño y delicioso culo sobre la polla de nuestro camarógrafo.

Pelirroja de chocho peludo

Pelirroja de chocho peludo

Esta hermosa tía rockera con sus tatuajes y sus pezones perforados seguramente te pondrá la polla como una roca. El cuerpo de esta tía es perfecto… abdominales duros, tetas grandes y redondas.




Relatos Eróticos

Sara mi profesora de historia

Sara mi profesora de historia

Esta dama profesora mía en estos años casada desde hace quince años sin hijos, hasta ahora. Es no era una mujer atractiva. Baja de estatura, con algunos kilos de más que de seguro a cualquier hombre no llamaría para nada la atención, sin embargo escuchando siempre a mi amante Vanessa quejarse de la calentura de su amiga, debo reconocer que siempre me causo algo de calentura la señora profesora de historia, y más imaginándola que yo la embarazaba, era una de mis fantasías ocultas que a nadie comentaba, las cosas que ella hacía para excitarse, que me comentaba Vanessa, me llevaron hasta soñar con tener sexo con esa mujer. Esa tarde que ingresé a casa de don Emil ahí estaba Sara la mujer que deseaba poseer y dejar preñada, Vanessa me guiña un ojo cuando llegó y no se en que momentos desaparece dejándonos a ambos solos, Sara me mira y dice Vanessa me dice que vienes varias veces a …Ver mas