peludo

Jovencita liberal

jovencita liberal jovencita liberal

Otra joven liberal que no le gusta afeitarse el chocho, le encanta que se lo coman con todos sus pelitos haciendote cosquillas en la cara. Esta tia tan delgada te permite follarla como quieras dejandose hacer de todo, tiene un culito bien respingon para que rebote bien en tu polla.

Sandra chocho peludo

Chocho peludo Chocho peludo

A Sandra no le gusta afeitarse el chocho, le encantan sus pelitos para que se los coma un tio bien cachondo y que luego le meta su polla bien jugosa para correse encima de su cara y llenarla toda de leche calentita y blanca.

Cindi nena con el chocho peludo

Nena de chocho peludo Nena de chocho peludo

Además de ser sumamente guapa, tener una tetas hermosas y firmes en su lugar, ojos azules, y un culo redondo fantástico, esta guarrita rubia tiene esa apariencia inocente y angelical que vuelve locos a los tíos. Mira como se desnuda lentamente, mostrando su tetas perfectas y frotando su coño y delicioso culo sobre la polla de nuestro camarógrafo.

Pelirroja de chocho peludo

Pelirroja de chocho peludo

Esta hermosa tía rockera con sus tatuajes y sus pezones perforados seguramente te pondrá la polla como una roca. El cuerpo de esta tía es perfecto… abdominales duros, tetas grandes y redondas.



Relatos Eróticos

Mi novia y mi suegra

Mi novia y mi suegra

Fernanda era la más hermosa y sexy del colegio, todos la deseaban, pero era solo mía. Pero no solo ella era hermosa, su mama, o sea, mi suegra era una mujer madura y hermosa aun a sus 37 años. Era un mujer alta a diferencia de Fernanda su nombre era Carolina, conservaba un cuerpo excelente, unos pechos grandes y erectos, un culo grande y unas piernas que se antojaban morder y acariciar. Ella era divorciada y casi no se dedicaba a eso de andar buscando pareja, ya que tenía un buen trabajo. Caro, como le decía, ya que nos teníamos confianza, nos llevábamos muy bien, ella aparte de hermosa y sensual era simpática al igual que Fernanda, eran casi iguales a diferencia de edad. Siempre que platicaba con ella sentía una sensación dentro de mí que me decía “desnúdala y hazle el amor” pero pensaba en Fernanda en el respeto que le tenía. Era un fin de semana de primavera, …Ver mas