WebCam ToqueSensual.com

Sara mi profesora de historia

Esta dama profesora mía en estos años casada desde hace quince años sin hijos, hasta ahora. Es no era una mujer atractiva. Baja de estatura, con algunos kilos de más que de seguro a cualquier hombre no llamaría para nada la atención, sin embargo escuchando siempre a mi amante Vanessa quejarse de la calentura de su amiga, debo reconocer que siempre me causo algo de calentura la señora profesora de historia, y más imaginándola que yo la embarazaba, era una de mis fantasías ocultas que a nadie comentaba, las cosas que ella hacía para excitarse, que me comentaba Vanessa, me llevaron hasta soñar con tener sexo con esa mujer. Esa tarde que ingresé a casa de don Emil ahí estaba Sara la mujer que deseaba poseer y dejar preñada, Vanessa me guiña un ojo cuando llegó y no se en que momentos desaparece dejándonos a ambos solos, Sara me mira y dice Vanessa me dice que vienes varias veces a …Ver mas

Anissa Kate teniendo sexo anal con un negro bien dotado

La bella Anissa Kate nos deleita con una follada anal interracial. Antes de que el negro la penetre a fondo, ella se prepara en solitario masturbándose con dos consoladores. La veréis metiéndose uno por el culo y otro en el coño, practicando una auto-DP

Autofotos de Tetas

Autofotos de Tetas de mujeres y jovencitas desnudas. Selfies robados de chicas desnudas.



Relatos Eróticos & Articulos de Sexo

Mi profesor me folló el culo

Me gustaba bromear con mi profesor de Lengua, Joaquín, de unos cuarenta años pero muy guapo y atractivo. Yo tenía 16 años y estaba en 1º de ESO en un instituto de mi ciudad. Soy muy extrovertida, muy caliente y un poco puta la verdad, así que lo que me pasó ya se veía venir. Había muchos roces con él, muchas caricias inocentes. Un día me atreví a pedirle que me hiciera cosquillas por el cuello y los brazos y él accedió gustosamente. Lo hacía con mucha sensibilidad y me gustaba mucho, también le pedí que me hiciera cosquillitas por la espalda, y entonces él metía su mano por dentro y me producía escalofríos cuando me cosquilleaba. Luego pasó de las cosquillas a las caricias. Esto me lo hacía todos los días, cada vez me hacía cosas nuevas, como bajar hasta el final de la espalda y acariciarme el comienzo del culito, o pasarme los dedos levemente por mis tetas, …Ver mas