negra

El espectacular culo de Noemilk aceitado

El verano ya se ha terminado. Tendremos que esperar un año entero para volver a ver chicas con escotes que desafían la gravedad. Esto da paso a abrigos que lo tapan absolútamente todo… Pero para eso tenemos chicas como Noemilk, que nos está esperando en la playa bronceando su precioso culazo para que esté listo para ser follado…

El espectacular culo de Noemilk aceitado

Noemilk haciendo una paja y diciendo guarradas

 Noemilk haciendo una paja y diciendo guarradas

Todo el mundo sabe que una cerdada bien dicha en el momento adecuado es la cosa más excitante del mundo y no hay cosa que nos guste más que nos digan guarradas al oído. Noemilk se presta a hacer realidad vuestras fantasías diciendo todo tipo de frases cachondas mientras va pasando por las cuatro fases de una paja: lenta y suave, fuerte y rápida, a dos manos y corrida que te crió.

Hermosa morena amante del coño

Me encanta cuando veo una morena en vídeos porno que no es una guarra con cara de prosti adicta a las drogas. Para variar, esta tía es realmente atractiva, tiene un buen cuerpo, pero más que nada, un hermoso y redondo trasero que volvería a cualquier tío loco. Lamentablemente, a ella no le gustan las pollas. Le gusta comerse un jugoso coñito mas que nada en el mundo.

Hermosa morena amante del coño




Relatos Eróticos

Venezolana desvirgada

Venezolana desvirgada

En el invierno de 2002, cuando yo tenía unos 20 añitos, tuve una experiencia inolvidable, que me hizo gozar como loco, me mostró el infinito y me dio vuelta la cabeza. Ahora paso a relatarles lo que sucedió aquella noche increíble. Yo había sido invitado por unos amigos míos a un asado, en un country en las afueras de Buenos Aires. Los comensales eran alrededor de 30, pero lamentablemente, y como en general sucede en estas ocasiones, éramos más hombres que mujeres, así que yo traté de ponerle buena onda al asunto, y así pasarla lo mejor posible, aunque no tenía ninguna esperanza de irme con una hembra del lugar. La mayoría de las chicas eran conocidas mías, todas entre 19 y 21 años, algunas muy lindas pero con un grado de estupidez en sus mentes que llamaba la atención. Pero había dos mujeres, mejor dicho dos “fierros” que partían la tierra al medio, y a las cuales yo nunca …Ver mas