WebCam ToqueSensual.com

Tekohas en un vídeo clip porno musical con litros de semen

Tekohas hace correr litros y litros de semen en este vídeoclip musical, que recopila un montón de folladas con la exuberante latina. Los desconocidos se la follan corriéndose en su coño, boca, cara o en cualquier otra parte, sin parar de follarla.

Metiendose la mano

Esta colegiala es insaciable, no le basta con un consolador y se mete la mano entera en distintas posiciones y se masturba hasta que se corre entera. Despues empieza de nuevo pero se mete cualquier cosa que encuentra en la cocina que colegiala mas pajera.

Metiendose la mano Metiendose la mano

Le hace una cubana

Una mujer con curvas y unas tetas enormes le da razones a un chico maduro para que se le empine. Le enseña sus tetorras y le deja que meta su polla entre ellas. Luego le penetra el coño.

Trio con lupita

Llegamos a la casa de una compañera y fuero llegando todos, Salió la dueña de la casa y nos comentó que nos dejaría porque Ella saldría y no estaría con nosotros, La señora se fue y nosotros comenzamos a hacer la coperacha para el pomo, En eso estábamos cuando Arturo me dice: Mira Andy, Yo volteo y mire a Lupita, Se veía súper buena con un vestido amarillo entallado, Su culito bien paradito y sus piernas con medias negras y zapatillas de tacón , Todos la mirábamos , Artur me dijo: Ese pinche culito como me gusta, Yo le dije, Si se be buenísima la canija, Juntamos para dos cartones de cerveza y un pomo, Comenzamos con el cotorreo y Yo fui con lupita y la saque a bailar, Ella me dijo que la sacara Yo a bailar y no dejara que otros la sacaran, Le di una cerveza y Ella me comento: Solo una Andy, Yo: Si lupita, Arturo …Ver mas



Relatos Eróticos & Articulos de Sexo

Me acoste con una de mis alumnas

Hola; soy Marcelo y les voy a contar mi historia con la cual hasta ahora no salgo de mi asombro. Tengo 33 años, y hace dos sábados atrás salimos con un amigo (de más está decir que soy soltero), fuimos a un club a tomar una cerveza; nos sentamos afuera y comenzamos a beber tranquilamente (hasta ahí todo normal); la plaza de la pequeña ciudad en la que vivo estaba atestada de jóvenes que iban y venían por ella. En cierta oportunidad mi amigo me dijo: – ¿Viste cómo te mira esa pendeja cada vez que pasa? – señalándome a tres chicas que pasaban casi frente a nosotros. – ¿Cuál le pregunté yo? – La del medio – me respondió él. Me quede un poco atónito con las palabras de mi amigo, porque la chica de la que él me hablaba era una vecinita mía de dieciocho años. – Te habrá parecido – le comente al pasar; y seguimos charlando …Ver mas