WebCam ToqueSensual.com

Trío sensual con dos jovencitas rusas de coño afeitado

Estas dos jovencitas cachondas de Rusia nos van a poner muy cachondos ofreciéndonos un trío en el que disfrutarán haciéndoselo juntas con un amiguito, haciéndole una mamada entra las dos y siendo folladas, terminando con la morena comiendo el semen

La tetona Jada Fire haciendoselo a tope con un tipo blanco

La curvilinea Jada Fire es una negra de tetas y pezones grandes a la que la encanta ser follada en su cama, en esta ocasión un tipo blanco es el que la va a dar mandanga, penetrando su apretado coño en una escena intensa de sexo interracial

Recuerdos de la secundaria 1

Mi nombre es Norma López tengo 22 años, estudiaba la secundaria en eso del 2006, actualmente soy estatura media 1.65, tez blanca, buenas piernas, mis pechos son duros y mi pezón es rosado, mi culo es paradito y grande, siempre he acostumbrado el ejercicio así que no tengo nada de panza, bueno esta soy yo ahora, si así estoy a mis 22 años, abran de imaginarse que a los 14 era una niña muy bonita, ya con los pechos crecidos y las nalgas con buenas forma. Todo empezó en el segundo año de secundaria, mi mama trabajaba mucho y mi hermano Jorge y yo teníamos la casa sola demasiado tiempo, el tenía 14 años en ese tiempo, la edad de la punzada, yo era una adolescente de 15 años muy tranquila, no era una pervertida ni nada de eso, mi hermano Jorge empezó a llevar películas pornográficas a la casa, de inicio yo no sabía lo que él hacia todas …Ver mas



Relatos Eróticos & Articulos de Sexo

Venezolana desvirgada

En el invierno de 2002, cuando yo tenía unos 20 añitos, tuve una experiencia inolvidable, que me hizo gozar como loco, me mostró el infinito y me dio vuelta la cabeza. Ahora paso a relatarles lo que sucedió aquella noche increíble. Yo había sido invitado por unos amigos míos a un asado, en un country en las afueras de Buenos Aires. Los comensales eran alrededor de 30, pero lamentablemente, y como en general sucede en estas ocasiones, éramos más hombres que mujeres, así que yo traté de ponerle buena onda al asunto, y así pasarla lo mejor posible, aunque no tenía ninguna esperanza de irme con una hembra del lugar. La mayoría de las chicas eran conocidas mías, todas entre 19 y 21 años, algunas muy lindas pero con un grado de estupidez en sus mentes que llamaba la atención. Pero había dos mujeres, mejor dicho dos “fierros” que partían la tierra al medio, y a las cuales yo nunca …Ver mas