WebCam ToqueSensual.com

Una joven con tetas enormes gozando a pleno

Esta deliciosa joven con enormes tetas estaba en su casa sola, aburrida y muy cachonda, por lo que vio el momento perfecto para estrenar su nuevo juguete; un asiento de placer. Ella se quita toda la roba, se lubrica bien su delicioso coño y comienza a cabalgar el aparato, gozando como pocas veces lo había hecho antes.

La rebelde colegiala Sophia Santi follada por el director

Sophia Santi es una colegiala rebelde que ha cometido la osadía de hacer que su uniforme sea mas sexy de lo normal. El director como castigo la ha hecho presentarse en su despacho, y allí la follará sobre su mesa para darla su merecido.

Compartiendo a sus mujeres tranquilamente

Un grupo de swingers brasileños ha grabado este vídeo de más de una hora de duración en el que se les ve follar alegremente en su casa. Los hombres comparten a sus mujeres sin problema y ellas gozan cambiando de polla en varias ocasiones.

Una joven Latina gozando al máximo

Hay coños que uno disfruta comer y otros que uno lo hace porque no hay más opción. El coño en esta peli es de los primeros. Verdaderamente delicioso. Mira como esta hermosa guarrita mama polla, le comen el coño y luego un tío cachondo con una gran polla dura se la folla a tope haciéndola gozar al máximo.

Una joven Latina gozando al máximo



Relatos Eróticos & Articulos de Sexo

Mi profesor me folló el culo

Me gustaba bromear con mi profesor de Lengua, Joaquín, de unos cuarenta años pero muy guapo y atractivo. Yo tenía 16 años y estaba en 1º de ESO en un instituto de mi ciudad. Soy muy extrovertida, muy caliente y un poco puta la verdad, así que lo que me pasó ya se veía venir. Había muchos roces con él, muchas caricias inocentes. Un día me atreví a pedirle que me hiciera cosquillas por el cuello y los brazos y él accedió gustosamente. Lo hacía con mucha sensibilidad y me gustaba mucho, también le pedí que me hiciera cosquillitas por la espalda, y entonces él metía su mano por dentro y me producía escalofríos cuando me cosquilleaba. Luego pasó de las cosquillas a las caricias. Esto me lo hacía todos los días, cada vez me hacía cosas nuevas, como bajar hasta el final de la espalda y acariciarme el comienzo del culito, o pasarme los dedos levemente por mis tetas, …Ver mas