WebCam ToqueSensual.com

Chica de 18 haciéndole una mamada a su primo

Video xxx de una hermosa chica de 18 haciéndole un pete a su primo. La pendeja creía que estaba sola en casa y sentada en el sillón se sacó la tanga y empezó a hacerse la paja tocándose las tetitas con los pezones duros de calentura y con los ojos cerrados imaginando escenas calientes de incesto y orgías. Mientras ella se está tocando, en el momento de mayor excitación llega su primo que la estaba espiando, desnudo, con la verga aún muerta, pero ella se encarga de levantarla chupándola y pajeándola, hasta dejarla grande y dura, lista para cojerla y cumplir sus fantasías.

Es joven pero le van los pollones

A esta increíble mujer le encanta follar como una loca, aunque cuando la veas parece una inocente muchachilla. Vamos a ver lo bien que se las arregla con varias a la vez, chupando y besando como una zorra.

Chicas peligrosas

Chicas con Armas Chicas con Armas

Ya es viernes y para festejarlos queremos inagurar la ZONA HOT donde dejaremos unas cuantas galerias de esas que da gusto ver. Empezamos con chicas armadas y peligrosas, hay que tener cuidado de no hacer enfadar a estas chicas y hacer todo lo posible para complacerlas, si hay que comerles el chocho hasta que se corran hay que hacerlo no queda otra.

Rubia Mala con arnes

Fotos de una Rubia Mala con arnes colocandole preservativo en el Hotel de las BadGirls.



Relatos Eróticos & Articulos de Sexo

Me acoste con una de mis alumnas

Hola; soy Marcelo y les voy a contar mi historia con la cual hasta ahora no salgo de mi asombro. Tengo 33 años, y hace dos sábados atrás salimos con un amigo (de más está decir que soy soltero), fuimos a un club a tomar una cerveza; nos sentamos afuera y comenzamos a beber tranquilamente (hasta ahí todo normal); la plaza de la pequeña ciudad en la que vivo estaba atestada de jóvenes que iban y venían por ella. En cierta oportunidad mi amigo me dijo: – ¿Viste cómo te mira esa pendeja cada vez que pasa? – señalándome a tres chicas que pasaban casi frente a nosotros. – ¿Cuál le pregunté yo? – La del medio – me respondió él. Me quede un poco atónito con las palabras de mi amigo, porque la chica de la que él me hablaba era una vecinita mía de dieciocho años. – Te habrá parecido – le comente al pasar; y seguimos charlando …Ver mas