WebCam ToqueSensual.com

Trio con lupita

Llegamos a la casa de una compañera y fuero llegando todos, Salió la dueña de la casa y nos comentó que nos dejaría porque Ella saldría y no estaría con nosotros, La señora se fue y nosotros comenzamos a hacer la coperacha para el pomo, En eso estábamos cuando Arturo me dice: Mira Andy, Yo volteo y mire a Lupita, Se veía súper buena con un vestido amarillo entallado, Su culito bien paradito y sus piernas con medias negras y zapatillas de tacón , Todos la mirábamos , Artur me dijo: Ese pinche culito como me gusta, Yo le dije, Si se be buenísima la canija, Juntamos para dos cartones de cerveza y un pomo, Comenzamos con el cotorreo y Yo fui con lupita y la saque a bailar, Ella me dijo que la sacara Yo a bailar y no dejara que otros la sacaran, Le di una cerveza y Ella me comento: Solo una Andy, Yo: Si lupita, Arturo …Ver mas

Hermosa morena amante del coño

Me encanta cuando veo una morena en vídeos porno que no es una guarra con cara de prosti adicta a las drogas. Para variar, esta tía es realmente atractiva, tiene un buen cuerpo, pero más que nada, un hermoso y redondo trasero que volvería a cualquier tío loco. Lamentablemente, a ella no le gustan las pollas. Le gusta comerse un jugoso coñito mas que nada en el mundo.

Hermosa morena amante del coño

Teens

Fotos de Teens desnudas, selfies de tetas y jovencitas follando



Relatos Eróticos & Articulos de Sexo

Mi profesor me folló el culo

Me gustaba bromear con mi profesor de Lengua, Joaquín, de unos cuarenta años pero muy guapo y atractivo. Yo tenía 16 años y estaba en 1º de ESO en un instituto de mi ciudad. Soy muy extrovertida, muy caliente y un poco puta la verdad, así que lo que me pasó ya se veía venir. Había muchos roces con él, muchas caricias inocentes. Un día me atreví a pedirle que me hiciera cosquillas por el cuello y los brazos y él accedió gustosamente. Lo hacía con mucha sensibilidad y me gustaba mucho, también le pedí que me hiciera cosquillitas por la espalda, y entonces él metía su mano por dentro y me producía escalofríos cuando me cosquilleaba. Luego pasó de las cosquillas a las caricias. Esto me lo hacía todos los días, cada vez me hacía cosas nuevas, como bajar hasta el final de la espalda y acariciarme el comienzo del culito, o pasarme los dedos levemente por mis tetas, …Ver mas