La rubia Dakota masturbándose con una ducha sin alcachofa

La rubia Dakota masturbándose con una ducha sin alcachofa

Dakota es una jovencita de piel bronceada a la que la encanta hacerse pajas en el baño. Tras mojar su camiseta se desnudará usando el agua a presión de la manguera de la ducha para masturbarse, haciendo que el agua caliente roce su tierno coño pelado

Jada Stevens

jada-stevens_01

Fotos desnudas de estas sensual jovencita Jada Stevens en un body negro para arrancarselo a mordiscos. No me habia dado cuenta pero esta chica tiene un culo impresionante.

Veronica Rodriguez y Vicki Chase posando de forma muy sexy

Veronica Rodriguez y Vicki Chase posando de forma muy sexy

Las latinas Vicki Chase y Veronica Rodriguez os harán disfrutar posando de forma sensual y provocadora en este vídeo musical sexy. Las morenas calzan unos tacones de vértigo y visten ajustados conjuntos de color negros con los que están súper atractivas.

Zorras

zorras_01

Normalmente no me gusta llamar a una mujer así, pero tan jovencitas y ya haciendo estas cosas, pues no merecen otro calificativo. Selfies de nenas desnudas.

La Tetona Yulia Nova

Yulia-Nova-tetona_10

Yulia Nova de solo escuchar tu nombre imagino esas hermosas y grandes peras que tienes para chupar hasta el cansancio. Estas si son tetas naturales y no las que andan por ahi llenas de silicona.

Voluptuosas

voluptuosas_19

Estas chicas Voluptuosas tienen unas curbas de infarto, yo prefiero mas estas mujeres que esas esqueleticas supuestas modelos de pasarela.



Relatos Eróticos

Enculada en la playa

Enculada en la playa

Era finales de Septiembre y la playa estaba casi desierta. Aunque soplaba algo de viento fresco, si te ponías al sol al amparo de alguna roca, hacía bastante calor. Solo algunas personas mayores paseaban por la orilla cerca del pueblo, y nadie a medida que te adentrabas en la playa. Nos fuimos hacia la zona donde las dunas y las rocas propias de esta playa forman pequeñas calitas protegidas por todos lados y a las que sólo se puede acceder por la orilla cuando el mar esta bajo por la mañana. Por arriba era también imposible acceder ya que el acantilado que teníamos a nuestra espalda no tenía bajada al mar. Poco después de habernos instalado, la marea empezó a subir cerrando todos los accesos. – ¿Para qué me habrás traído tú aquí?- Dijo ANA con una sonrisa pícara en los labios. Demasiado bien lo sabía después de lo de la noche anterior. No pasó “nada”, sexualmente hablando, pero “mucho” …Ver mas