Sodomizando a una linda rubia

Sodomizando a una linda rubia

En este video podrás ver a una joven y extremadamente delgada rubia realizando su primera escena anal que primero va a comenzar con un poco de sexo oral y vaginal al que sigue un buen proceso de untado y lubricado para que la jovencita quede preparada para lo que viene después.

Follando a su linda novia rubia

Follando a su linda novia rubia

Este chico tiene mucha suerte porque desde hace algunos meses sale con la chica rubia más guapa de su barrio. Cada vez que va a verla a su casa echan grandes polvos y disfrutan del sexo sin tapujos.

Inyección anal para una delgada alemana

Inyección anal para una delgada alemana

Esta chica alemana llega al salón donde su novio está viendo la televisión y por su actitud se nota que viene con ganas de fiesta, vamos que quiere follar y más vale que su novio esté dispuesto a ello porque tanto su coño como su culo tienen que ser abastecidos de polla.

Delgadísima chica alemana

Delgadísima chica alemana

De entre todas las chicas delgadas que hemos visto en el porno, esta jovencita alemana puede que sea una de las más delgaditas de todas. Solo tienes que ver que no tiene ni una gota de grasa en su cuerpo y eso sin llegar a parecer anoréxica.

Traviesa colegiala alemana

Traviesa colegiala alemana

Ella quiere sacar el curso a cualquier precio, así que vamos a ver lo bien que se le da complacer a su profesor más severo. No va a esperar ni siquiera llegar a casa, se lo van a montar en la misma clase…



Relatos Eróticos

Enculada en la playa

Enculada en la playa

Era finales de Septiembre y la playa estaba casi desierta. Aunque soplaba algo de viento fresco, si te ponías al sol al amparo de alguna roca, hacía bastante calor. Solo algunas personas mayores paseaban por la orilla cerca del pueblo, y nadie a medida que te adentrabas en la playa. Nos fuimos hacia la zona donde las dunas y las rocas propias de esta playa forman pequeñas calitas protegidas por todos lados y a las que sólo se puede acceder por la orilla cuando el mar esta bajo por la mañana. Por arriba era también imposible acceder ya que el acantilado que teníamos a nuestra espalda no tenía bajada al mar. Poco después de habernos instalado, la marea empezó a subir cerrando todos los accesos. – ¿Para qué me habrás traído tú aquí?- Dijo ANA con una sonrisa pícara en los labios. Demasiado bien lo sabía después de lo de la noche anterior. No pasó “nada”, sexualmente hablando, pero “mucho” …Ver mas