Mejora tu postura en la cama


, , , , , ,

Hasta ahora era diferente. Cuando te hablamos de gestos, miradas y reproches silenciosos suele ser en un escenario clásico: el del mítico flirteo. Ya sabes, esos estudios y consejos que analizan el comportamiento de dos personas que se atraen.

Pero resulta que el lenguaje corporal tiene mucho que decir en otro contexto completamente diferente: la ¿confortable? intimidad de tu cama. Interpreta así el lenguaje de las sábanas.

Postura 1
La pareja está estirada de lado, mirándose uno a otro

Mensaje
Estar estirado de cara a tu pareja y miraros a los ojos es un precursor clásico de sexo. Te estimulará visualmente y además te ayudará a percibir que se le dilatan las pupilas y a entender cuándo está excitada.

¿Qué hacer?
Invierte en una buena lámpara para la mesilla de noche. Las bombillas rojas suelen excitar a las mujeres: la tenue luz rosada que emiten se considera favorecedora, lo que provoca una mayor confianza corporal.

Postura 2
La pareja está estirada de lado, dándose la espalda

Mensaje
Si te despiertas en esta posición, necesitas cambiar de colchón. Si te quedas dormido así, necesitas cambiar de pareja.

¿Qué hacer?
Hablar sin establecer contacto visual favorece la comunicación. Utiliza esta postura para empezar a hablar de cualquier problema. Para ser neutral, usa frases en primera persona. Es decir: “Tengo la sensación de que estás enfadada” y no “No estás de buen humor hoy”.

Postura 3
La pareja duerme abrazada y las cabezas se tocan

Mensaje
Ésta suele ser la postura favorita de las mujeres en la cama, ya que la oxitocina, una hormona liberada en las relaciones sexuales, aumenta el placer de seguirse tocando después de hacer el amor.

¿Qué hacer?
Aumenta su placer con esta postura acariciándole los pechos, para que produzca más oxitocina (y os entren ganas de echar un segundo polvo).

Postura 4
El hombre está estirado boca arriba, mirando al techo, mientras que la mujer está estirada de lado, de espaldas a su pareja

Mensaje
No hay duda de que está enfadada contigo. No te dejes engañar por sus estoy bien y no me pasa nada.

¿Qué hacer?
Colócate en posición cuchara. Imitar su lenguaje corporal aumentará los sentimientos de empatía entre vosotros. Ponle una mano sobre alguna parte del cuerpo, en una zona no sexual, y acaríciala. Eso debería relajarla.

Fuente: www.menshealth.es

Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario