Me Folle una quinceañera


, , ,

ella es una vecina muy bonita tiene unos ojos preciosos, un buen cuerpo, con unas nalgas deliciosas, un pechitos pequeños una cara preciosa, bueno todo comenzó un diciembre estuvimos bailando un la calle y la conocí y le dije que me gustaba que la veía por la ventana cuando se cambiaba de ropa, que fascinaba, en una oportunidad me esposa se fue de viaje y quede solo en la casa, comencé a llamarla puesto que ella quedaba sola en la casa y ella me contaba que era virgen que ella miraba películas pornos en la noche y se masturbaba en la habitación, al otro día le propuse que entrara a mi casa para enseñarle unas cosas de sexo, como a las 10:00 de la noche entro la comencé a besar luego en la escaleras le quite la falda que tenía y dejo descubierto una tanguita blanca que dejaba ver todo una rajita rojita con pocos vellos la cual se la quite en las escaleras y le comencé a mamar ese clítoris delicioso, ella apena gemía de placer y tuvo su primer orgasmo, luego la subí a la cama le quite la blusa y le mame esos pechitos duritos que tiene, me susurraba que estaba lista para que lo metiera como ella había visto en las películas, me baje el boxer ella cogió mi verga y se la metió en boca quería experimentar el sexo oral después de 10 minutos le puse la verga en la entrada de la vagina y comencé a metérselo suave cuando hizo un pequeño grito que dolía un poco y salió u poco de sangre, pero después quería que selo metiera más duro que le había gustado mucho yo comencé a darle duro, pero por el miedo de dejarla embarazada le dije que quería venirme en la boca de ella a lo que ella accedió, la cual le saque la verga y ella puso su boquita y me le vine en un torrente de semen, después de diez minutos que tenía una fantasía de darle por ese culito tan rico que tenía, me preguntaba que si le dolía mucho o lo que le dije que tenía un lubricante el cual utilizaba con mi mujer para hacer sexo anal, le unte el lubricante y comencé a metérselo primero con el dedo le explore es ano delicioso , le puse la punta en la entrada y de un solo le entro todo, ella gemía como una perra en celo hasta que nos vinimos los dos le quedo ese culito lleno de leche y ella me dio besito y quería repetir esa faena de sexo.

Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin